¿Qué tan importante es el confort térmico en la productividad y la operación de un edificio?

 

El costo de la productividad

La gestión de un ambiente confortable, en especial de la temperatura en las oficinas, es un desafío continuo. En una investigación realizado por la FMJ (Facilities Management Journal) en el Reino Unido, en 2014, se encontró que el 29% de los trabajadores estimó que pasaban entre 10 y 30 minutos al día sin trabajar, debido a que la temperatura de la oficina era incómoda, mientras que el 6% dijo que gastaba más de 30 minutos cada día, lo que repercute en la manera eficiente en que desarrollan sus actividades.

El resultado sugiere que alrededor del 2% de las horas de oficina terminan entonces desperdiciadas, solo debido a la temperatura, lo que podría costarle a la economía del Reino Unido más de 14 mil millones de euros al año, suponiendo un salario promedio de EUR 29 mil al año, con un total de 29,84 millones de empleados en el Reino Unido y un año laboral de 228 días.

La importancia de un buen confort visual

Un buen confort visual reduce la fatiga visual y mejora el bienestar a largo plazo. Por lo tanto, en un entorno de oficina, donde todos pueden estar trabajando en diferentes tareas y actividades, esto debe tenerse en cuenta, es esencial: facilitar la libertad de los usuarios en ajustar su entorno. Mediante la protección solar automatizada y controlada, los ocupantes del edificio se benefician de una solución inteligente y dinámica:

  • Al combinar sensores meteorológicos avanzados, temporizadores, unidades de control central y controles individuales, pueden optimizar la luz del día y ahorrar en iluminación artificial.
  • También pueden combatir los efectos negativos de la luz del día; por ejemplo, eliminar el deslumbramiento y filtrar los molestos reflejos en monitores y pantallas. Y en salas de reuniones o espacios de presentación, por ejemplo, pueden proporcionar una oscuridad total al utilizar proyectores.

Una inversión positiva

Cuando se trata de edificios de oficinas, la creación de espacios más inteligentes y ecológicos también trae consigo muchos efectos comerciales beneficiosos, como: una reducción en los gastos operativos, un ROI positivo, mayor valor de mercado, y mejores acuerdos de financiación. Un edificio sostenible ayuda a traer otros beneficios para los empleados, como promover una imagen positiva de la empresa con la fuerza laboral actual y futura. Diversos estudios indican que el valor de construir verde puede llegar a representar:

  • Reducción del 30-50% en el uso de energía (fuente UNEP 2012).
  • Aumento del 16% en el valor de los activos (fuente American Economic Review 2009).
  • Reducción del 35% en las emisiones de carbono (fuente PNUMA 2012).

Colaboración: Somfy